Apóstol San Juan 0330 - Temuco
45 2 52 94 10 contacto@antiqua.cl
Hola ! Bienvenidos a nuestro nuevo sitio web!

Productos

Pronunciar trabalenguas ha sido históricamente uno de los juegos más originales y divertidos que se ejecutaban en el hogar. Luego pasaron a la escuela, al verse en ellos su potencial para ayudar a mejorar la dicción de los niños, estimular su memoria y, por supuesto, para la entretención. Técnicamente los trabalenguas son pequeñas oraciones o textos muy breves compuestos por sílabas y palabras reiterativas que hacen difícil la pronunciación de la oración. Con la utilización de los trabalenguas, el desarrollo de lenguaje es el más favorecido, pues es ideal para adquirir rapidez y precisión en el habla. Con ellos los niños se divierten, sin saber que están aprendiendo a estimular su vocabulario y su dicción. Se reconoce entonces su virtud para el acercamiento a la lengua, pues la pronunciación, o la propia elaboración de ellos, hace que los niños se interesen por realizar juegos verbales cada vez más difíciles, generando entusiasmo por el lenguaje. Por otro lado, este tipo de juego resulta tener también un carácter terapéutico ya que ayuda a los niños a realizar una correcta pronunciación cuando, en muchos casos, tienen problemas para pronunciar determinadas letras. Por tanto, se adquiere con ellos una habilidad especial para hablar más rápido en oraciones con cierta dificultad. En cuanto a su valor cognitivo, el uso de trabalenguas favorece a la memoria y la concentración, ya que han de ser memorizados para poderlos decir rápidamente y sin confundirse, ayudando a los niños a hablar con precisión y a pensar lo que tienen que decir mientras lo dicen rápido y correctamente. Sumado a lo anterior, no podemos dejar de mencionar lo divertido que son, pues las equivocaciones son comunes, lo que provoca risas entre todos los participantes en el desafío de pronunciar trabalenguas.